Baño de estilo rústico

Un baño de estilo rústico es una propuesta para aquellos que están cansados ​​del estilo de catálogo de los interiores de moda, presente en la mayoría de los hogares Españoles. El interior, inspirado en la atmósfera idílica del paisaje rural, está íntimamente ligado a la naturaleza, gracias a lo cual permite calmar las emociones, despejar la mente y reducir el estrés diario. Sin embargo, a pesar de los elementos característicos, un baño rústico no tiene por qué tener siempre el mismo aspecto. Le aconsejamos cómo organizarlo en una versión tradicional y moderna.

Baño rústico

Índice

    ¿Qué diferencia a un baño de estilo rústico?

    Un baño de estilo rústico se asocia principalmente con materiales naturales, muebles elegantes y un ambiente cálido y verdaderamente hogareño. También hay elementos antiguos, motivos florales y ornamentos populares, que indican una estrecha relación con la cultura y el ambiente tradicional del antiguo pueblo.

    Un diseño interior así será apreciado especialmente por personas sentimentales que valoran el contacto con la naturaleza y amantes de los espacios confortables.

    Al organizar un baño rústico, puede ir en una de dos direcciones. O seguir todos los clásicos y mantener todos los elementos de estilo en el interior, o usar solo algunos de sus elementos, para mantener las características rústicas, pero avanzar hacia la modernidad económica.

    Colores en un baño rústico

    El estilo rústico se puede reconocer no solo por los elementos característicos de la decoración, sino también por un conjunto específico de colores. También puedes sentir un estrecho contacto con la naturaleza en la capa de color. Cada tono utilizado aquí tiene sus raíces naturales y está relacionado con los llamados tonos tierra.

    En el baño rústico predominan las hayas y arenas beige, los delicados tonos dorados, los verdes sutiles, los trenzados o los marrones grisáceos, que han estado de moda en los últimos años. El blanco clásico vigila todas las cosas. - blanco como la nieve, alabastro, leche, crema agria o marfil.

    No hay lugar para contrastes ni combinaciones de colores llamativos. Todos los colores armonizan armónicamente entre sí, introduciendo un aura de idilio y confort. Por ello, el baño de estilo rústico es una especie de asilo que favorece la paz interior. Los colores cálidos y brillantes calman las emociones, reducen el estrés, detienen el flujo de pensamientos y te permiten recuperar la paz.

    ¿Qué materiales predominan en un baño rústico?

    En un baño rústico deben aparecer materiales naturales, los reales o que imiten bien su apariencia. Recuerde que bajo la influencia de la alta humedad, las materias primas naturales pueden deteriorarse más rápido y requerirán un mantenimiento frecuente y bastante tiempo. Los plásticos son más resistentes al agua y al daño mecánico y no requieren cuidados adicionales. Y visualmente, son totalmente comparables a sus contrapartes naturales. Es una excelente opción para clientes exigentes.

    Un baño rústico utiliza preferentemente tres elementos: madera, piedra y ladrillo.

    Puede aparecer en casi cualquier lugar: en el suelo, en la pared, en encimeras y estantes o en accesorios (los muebles de madera son una de las características distintivas del estilo rústico). Le da al baño un carácter cálido y hace que el interior sea más cómodo e íntimo. La madera en un color natural o envejecida intencionalmente se ve mejor aquí. Sin embargo, nada impide el uso de bloques oscuros o madera clara en la disposición, especialmente cuando el baño está a punto de volver al minimalismo.
    Se puede usar para terminar el piso o como decoración de paredes, pero tenga cuidado, solo en fragmentos. La piedra es pesada y puede abrumar una habitación, especialmente cuando es pequeña. Visible en una pieza de pared elegida, introducirá una atmósfera rústica sin efecto de sobrecarga.

    La piedra puede actuar sola como pieza dominante del equipo o puede jugar a dúo con otro material natural. En un baño rústico, la fusión de piedra y madera es bienvenida. Ambos materiales se complementan a la perfección, creando un espacio equilibrado, ni demasiado caliente ni demasiado frío, propicio para la paz y la relajación.

    Aunque se asocia principalmente a un estilo industrial crudo, también ocupa un lugar importante en un baño de estilo rústico. En casas y casas antiguas, un ladrillo puede simplemente exponerse debajo de una capa de yeso. En una casa o en un edificio nuevo, puede usar baldosas de ladrillo con una estructura rugosa y la apariencia de materiales naturales.

    Recuerda que el ladrillo, como la piedra, puede resultar abrumador, por lo que es mejor exponerlo a una de las paredes.

    Azulejos de baño rústicos

    Un baño de estilo rústico es más que piedra, ladrillo y madera. Las baldosas cerámicas tradicionales también pueden cubrir el suelo y las paredes. Se pueden apagar en gris, negro o blanco, pero el ambiente rústico se enfatiza mejor con coloridos azulejos con patrones de mosaico. Sin embargo, debe recordarse que un acabado tan expresivo solo funcionará en un interior parcialmente decorado. En un baño donde pasan muchas cosas, es mejor optar por tonos de azulejos más equilibrados.

    Accesorios de baño de estilo rústico

    El baño de estilo rústico también destaca por sus distintivos accesorios. ¿Qué elementos se buscan aquí?

    Muebles de baño rústicos

    Primero Los muebles de madera, intencionalmente teñidos o intencionalmente envejecidos, deben aparecer en un baño rústico con decoración clásica. La cómoda enorme con patas dobladas, las consolas de madera y los gabinetes de vidrio calados encontrarán su lugar aquí.

    La atmósfera única del interior se verá realzada por manijas de muebles estilizados, adornos florales e impresionantes espejos en marcos de madera maciza. Pueden ser simples o ricamente decorados, de modo que armonicen armoniosamente con otros elementos del equipo.

    En un interior más económico, puede elegir gabinetes de baño simples y brillantes con estructura de metal y manijas de latón sin patrones decorativos. En lugar de marcos de madera maciza, el espejo puede tener una elegante banda de metal que se verá bien contra tableros de luz.

    Cerámica en un baño rústico

    Lo último que hay que decir sobre el baño rústico es que se está desvaneciendo y desvaneciendo. La originalidad se manifiesta aquí en todos los elementos de la decoración, incluida la cerámica del baño.

    Lo más destacado de la habitación debe ser una gran bañera. (preferiblemente independiente) estilo retro - sobre patas estilizadas o monolíticas, con estructura pesada y perfilado perfecto. Si el baño es demasiado pequeño para tales extravagancias, la ducha se verá bien aquí. Preferentemente sin bañera, con cristales lisos cortados con perfilería negra. Para agregar más carácter al interior, las ventanas se pueden cubrir con una impresión decorativa o un adorno interesante.


    También otros equipamientos de baño
    (inodoros, bidés, lavabos) deberían llamar la atención con su forma extraordinaria. Es mejor dejar las líneas cerámicas clásicas y conservadoras en el plano de un óvalo, cuadrado o rectángulo para otros estilos. En un baño rústico, las formas asimétricas menos evidentes del estilo vintage funcionarán mejor. Además, ¡los lavabos no tienen por qué ser de cerámica! Pueden estar tallados en vidrio o piedra y se asemejan a los cuencos tradicionales.

    Por supuesto, el estilo se complementa con grifos de ducha, bañera y lavabo. Si la cerámica se mantiene en un estilo retro, los grifos del baño también pueden referirse a ella. Sin embargo, si el interior necesita estar menos decorado, vale la pena usar grifos de forma simple, acabados en latón o en oro antiguo o rosa.

    ¿Cómo enfatizar el carácter rústico del baño?

    Un baño rústico no estará completo sin pequeños detalles que enfaticen su carácter único. Estos son por ejemplo:

    • impresionantes lámparas con pantallas efectivas o, en una versión más conservadora, con pantallas de vidrio y bombillas decorativas,

     

    • persianas de madera o cortinas pesadas - de lino, con encaje calado o cinta decorativa que remiten al ambiente popular,

     

    • cestas de mimbre para objetos pequeños y cosméticos,

     

    • accesorios de baño atmosféricos: platos de porcelana para anillos, soportes decorativos para colgar joyas, recipientes decorativos para jabón y cepillos de dientes, etc.,

     

    • flores en macetas: resaltan el contacto cercano con la naturaleza, son una decoración interior extraordinaria y, además, ¡limpian el aire de toxinas!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir
    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
    Privacidad